Sistema ocular de los camaleones

 

El sistema sensorial más desarrollado en los camaleones es el de la vista. Esto no de extrañarse ya que los camaleones dependen casi exclusivamente de dicho sistema.

Los camaleones presentan ojos con particularidades anatómicas muy sobresalientes, que los hacen quedar como uno de los ojos mas desarrollados del reino animal. Los dos ojos cuentan con movimientos independientes entre sí, pudiéndose mover 180° en eje horizontal y 90° en eje vertical. Así los camaleones pueden cubrir un espacio visual de casi 360° sin mover la cabeza, la única zona que no pueden ver sin el movimiento de ésta (es decir su punto ciego), es la parte dorsal que se encuentra por detrás de su cabeza.

Cada ojo del camaleón recibe información independiente, la cual viaja al cerebro a través de un tallo ocular altamente desarrollado. Así el cerebro recibe dos imágenes, las cuales integra para obtener el campo visual. Procesando la información los camaleones pueden enfocar y calcular distancias, con una efectividad sumamente precisa.

Los párpados que protegen a los ojos están formados por escamas muy pequeñas y se encuentran fusionados, formando una estructura única de forma cónica, que rodea todo el ojo. La única abertura de dicha estructura es de diámetro pequeño y se encuentra en el centro de ésta, justo por enzima de la pupila . Los camaleones pueden reducir o aumentar el diámetro de esta abertura, para regular la cantidad de luz que entra a la pupila, funcionando de manera parecida a el obturador de una cámara. Cuando el ojo es cerrado, el borde superior de la abertura se une al inferior, quedando una línea horizontal en el centro de la estructura cónica .

 

La retina se compone únicamente de conos (no presenta bastones), esto les permite reconocer colores y tener una muy buena visión, pero para ello es necesaria la presencia de luz.

 

En esta fotografía se puede ver el tallo ocular de un camaleón de velo (Chamaeleo calyptratus)

Nótese el tamaño de éste con respecto al resto de la cabeza.

 

 

Bibliografía:

P. Necas. CHAMELEONS, naturés hidden jewels. Chimaira, EUA 1999.

L. Brunetti, Giandomenico L., Millefanti M. Los Camaleones. De Vecchi, España 2003.